Cómo saber si consume drogas

Artículo escrito por Teresa Pereda; Asesores: Tom Scott y Trevor Grice, autores del libro Ladrones de cerebros

 images (1)Pese a que los efectos devastadores de las drogas sobre el organismo están suficientemente demostrados, parece ser que no es suficiente para disuadir a los jóvenes del consumo de drogas. Éstos piensan que las drogas son un buen recurso para pasarlo bien, pero en realidad llevan a la mayoría al fracaso personal. Conocer toda la información sobre las drogas y sus consecuencias es fundamental para prevenir.

¿Qué lleva a los jóvenes a adentrarse en el mundo de las drogas?

Aquí cuentan múltiples factores: inconsciencia, ganas de diversión, banalización de los efectos que las drogas producen en el organismo, pura ignorancia, etc son algunos de los factores que llevan a los jóvenes a caer en las drogas. Pero sobre todo destaca:

  • La influencia del grupo de amigos. Muchos jóvenes empiezan a consumir drogas por desconocimiento completo de las consecuencias que pueden acarrear, y por ello se dejan llevar pensando que no les ocurrirá nada
  • Las ganas de evasión o de evadirse de sí mismos.Suelen ser jóvenes que huyen de una realidad que no son capaces de aceptar. El detonante de algunos casos son los problemas en la familia, en otros el miedo al fracaso o los estudios. Es una válvula de escape que les hace olvidar durante unas horas de sus problemas.
  •   Una personalidad débil.Es tan peligrosa como la propia ignorancia. Los amigos, la presión del grupo, el deseo de identificarse con ellos… suele ser mucho más fuerte que la capacidad de resistencia de un chico de estas edades.

Pistas para saber si consume drogas

Resulta más fácil mentir a los padres para no alterar la vida familiar que contar lo que les pasa cuando consumen drogas. Por eso, si sabemos lo que buscamos cuando queremos saber si consume drogas, ni el joven más astuto podrá esconder las evidencias que nos hagan descubrir la verdad. Las pistas nos las pueden dar los siguientes cambios.

Cambios de comportamiento por consumo de drogas:

  • Cambios inesperados o exagerados en su actitud
  • Se aísla en su habitación durante largos periodos de tiempo, algo que no hacía antes.
  • Miente con frecuencia: cubre una mentira con otra.
  • Utiliza algún tipo de violencia física o verbal.
  • Se comporta con secreteos; por ejemplo, se va de casa sin que lo vean o pone excusas sobre dónde va o dónde ha estado.
  • Comete pequeños hurtos en tiendas, o desaparece dinero misteriosamente en casa.
  • Hace llamadas telefónicas extrañas o con secretismo.
  • Pierde respeto a los valores y tradiciones de la familia y siente indiferencia hacia otros miembros de la familia
  • Manipula a los padres, provocando enfrentamientos entre ambos
  •  Lleva gafas de sol fuera de los momentos apropiados.

Cambios físicos que evidencian el consumo drogas:

  • Comienza a tener hábitos erráticos de sueño o de comida.
  • Pierde peso de manera manera sorprendente o lo gana.
  • Comienza a hablar de forma patosa.
  • Tiene quemaduras en las manos o en la ropa.
  • Se sorbe la nariz con frecuencia y le gotea. O tiene los ojos llorosos, le cuesta vencer los resfriados.

Cambios sociales que muestran si consume drogas:

  • Cambia su grupo de amigos y muestra poco interés hacia los viejos amigos.
  • Tiene problemas con las figuras de autoridad y con la ley.
  • Parece que tiene dinero, pero no tiene trabajo.
  • Si tiene trabajo, parece que siempre necesita más dinero.

En cuanto a los estudios, hay una bajada en las notas, pierde el respeto a los profesores, está poco atento en clase y a veces ni asiste a la universidad o colegio.

Tipos de consumidores de drogas

Pero ante todo debemos distinguir tres tipos de consumidores. Si sospechamos que nuestro hijo joven  puede haber tomado algún tipo de sustancia psicotrópica conviene que nos aseguremos primero de si ha sido la primera vez. En tal caso conviene que le hagamos entender la gravedad de su comportamiento. También es bueno que le dejemos hablar a él, así podremos conocer las causas que le han llevado a actuar de ese modo.

  • Consumidor de fin de semana. En tal caso, el diálogo sigue siendo fundamental aunque quizás tengamos que tomar otras medidas. Probablemente no exista una adicción física pero sí dependencia psicológica. Ante esta posibilidad conviene recurrir a la ayuda de un especialista.
  • Consumidor habitual. Llegados a este punto tendremos que acudir a un centro especializado en el que nos orienten y traten en profundidad el problema del chico o chica. En estos casos, la ayuda de un experto es trascendental. Si nuestro hijo consume drogas, no podemos engañarnos pensando  que se trata de un desliz propio de jóvenes, sobre todo cuando las consecuencias que podría acarrearle una adicción de este tipo podría marcar definitivamente su vida.

Consecuencias físicas del consumo de drogas

Las drogas siempre pasan una seria factura al cuerpo, y lo peor es que muchos de estos daños son irreparables, especialmente los que afectan al cerebro. Las lesiones en este órgano se producen desde el primer momento en el que se empieza el consumo, aunque se realice de forma esporádica. La ingesta de  estas sustancias químicas, sobre todo en edades inferiores a los 21 años llega a dañar  de manera permanente el hipocampo, provocando que la capacidad de aprendizaje y la memoria queden deterioradas de manera permanente, ya que las neuronas que se destruyen no se reemplazan jamás.

Consejos para evitar la iniciación en el consumo de drogas

  • Educar en valores. Desde pequeños hay que formar en el autocontrol y en la existencia de valores más allá de la satisfacción de los deseos.
  • Denunciar al “camello”. No está penado el consumo de drogas, pero sí su tráfico. Denunciar al “camello” de cada zona es una opción para proteger a los jóvenes.
  • Buscar el origen de los problemas. Tener problemas en casa, con los estudios o  los amigos puede inducir a la droga por necesidad de evasión. Por ello, antes de recriminarle su error conviene que analicemos cuáles han sido las causas que le han conducido a él.
  • Aportar información. Es importante hablar del tema, además de facilitar a los hijos artículos y libros que muestren los efectos de las drogas y les convezcan de forma científica de porqué hay que rechazar estas sustancias.
  • Fomentar el deporte en la en la familia también ayuda a alejar a los hijos de las drogas, ya que está demostrado por diferentes estudios que los jóvenes que tienen intereses y una vida ocupada tienen pocas probabilidades de convertirse en consumidores frente a aquellos que están en la calle o con amigos sin más actividad que la de estar juntos.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s